Condenan a colombiano en Miami

Un colombiano, residente en el sur de Florida, fue sentenciado a 20 años de cárcel por vender armas al ELN, última guerrilla activa de Colombia y considerada una «organización terrorista extranjera» por Estados Unidos, según anunciaron las autoridades.

Francisco Joseph Arcila Ramírez fue condenado a 240 meses en prisión por el juez federal José E. Martínez, de la Corte del Distrito Sur de Florida, por la venta ilegal de armas de fuego al Ejército de Liberación Nacional (ELN), dijo el Departamento de Justicia estadounidense en un comunicado.

Arcila ya se había declarado culpable el 17 de octubre pasado de dar apoyo material a una «organización terrorista extranjera».

Según los registros judiciales, esto ocurrió el 16 de agosto de 2018 cuando Arcila instruyó a otras dos personas a comprar ilegalmente seis armas de fuego en el condado de Miami-Dade, entre ellas cuatro pistolas Draco AK de 7.62 mm y dos pistolas Zastava M92 AK de 7.62 mm.

Los investigadores dijeron que el armamento se ocultó luego en compresores de aire Husky comprados por Arcila, en un Home Depot en el área de Miami y enviados a la ciudad colombiana de Barranquilla, junto con cien cargadores de municiones AK-47.

Los documentos indican que el 5 de septiembre de 2018 Arcila asistió a una reunión en Colombia con un contacto del ELN para discutir la venta de las seis armas de fuego. Entonces también acordaron ventas de municiones y componentes de armas en los meses siguientes.

El contacto del ELN pagó unos 60 millones de pesos colombianos (cerca de 20.000 dólares) por las armas de fuego, dijo la fiscalía.

Considerado el último grupo rebelde activo en Colombia, el ELN sostuvo negociaciones de paz con el gobierno del Premio Nobel de Paz, Juan Manuel Santos (2010-2018), primero en Ecuador y luego en Cuba.

Pero el sucesor de Santos, Iván Duque, estableció nuevas condiciones para mantener las pláticas al asumir el poder en agosto de 2018. Y finalmente rompió el proceso hace un año, tras el mortífero ataque con carro bomba contra la Escuela General Santander, en Bogotá, donde murieron 22 cadetes, además del agresor.

Surgido en 1964, el ELN cuenta con unos 2.300 combatientes y una extensa red de apoyo en puntos urbanos y, según investigaciones independientes, opera en 10% de los 1.100 municipios de Colombia.

Departamentos con mejor y peor velocidad en Internet

La inversión en cobertura de internet fijo en Colombia en los últimos años ha sido importante. Las empresas y el Gobierno están alineadas para llevar esta herramienta a todo el territorio nacional.

De acuerdo con el boletín trimestral de las TIC publicado por el Ministerio de las Tecnologías de la Información (MinTIC), al término del segundo trimestre del año pasado, el total de accesos fijos a internet en Colombia alcanzó los 6,9 millones hogares, 300.000 más que los registrados en el mismo periodo de tiempo de 2018.

Además, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) aprobó incentivos para el acceso a Internet fijo de 145.000 hogares de escasos recursos de 216 municipios del país, proyecto que iniciará en enero de 2020.

Si bien la tarea en cobertura se ha hecho, se presenta un retraso en la velocidad de descarga en varios departamentos del país.

Mejor y peor velocidad de descarga
La velocidad de descarga promedio de internet fijo en el segmento residencial se ubicó en 10,8 Mbps. Sin embargo, territorios como Vichada, Guainía, Amazonas y San Andrés la velocidad de descarga es entre 1,0 Mbps y 1,6 Mbps, por lo que entrar a páginas pesadas o videos de alta calidad serán lentas al cargar.

Empieza a ser más rápida en Vaupés y Putumayo que asciende a 4.0 Mbps. Chocó, Guaviare, Caquetá y La Guajira están entre los 5,3 Mbps y 5,9 Mbps.

Por el contrario, Bogotá, Atlántico, Norte de Santander, Bolívar y Antioquia tienen la velocidad de descarga más rápida del país, que van 13,2 Mpps a 11 Mbps.

La lenta conexión en varias regiones es proporcional al desarrollo económico y social que tienen. No mejorar velocidad de descarga atrasa varios procesos como los educativos o de comercio. Es el caso de San Andrés, por ejemplo, que a pesar de ser un sitio turístico tiene una velocidad de descarga de 1,6 Mbps.

Una de las empresas que presta el servicio de internet en la isla es Sol Cable Visión, que cobra por un Mbps $120.500, por dos Mbps $238.000, por tres Mbps $355.000, por cuatro Mbps $469.000 y por cinco Mbps $580.000. Esto contrasta con los precios que ofrece Claro en Bogotá, que cobra $196.900 por 200 megas.

De acuerdo con Daniel Tovar, analista en tecnología Universidad Javeriana, expresó que las empresas en la isla cobran tres veces más que las de Bogotá por una conexión que es mucho menor. Esto se explica, en parte, con la ley de oferta y demanda. En San Andrés hay 65.000 personas, pero pocas empresas ofrecen el servicio. Adicional a esto, las conexiones en cobre o en fibra deben pasar por ductos en la ciudad, lo que encarece los costos.

El experto indicó que esta situación se puede mejorar con dos cosas. La primera es mejorar la infraestructura de las empresas prestadoras de servicio y la segunda, la que considera más viables, es internet satelital.

“El internet satelital sería la mejor solución para San Andrés. No necesita infraestructura, solo una antena en la ventana del apartamento o casa, el módem y ya”, explicó Tovar.

Por ejemplo, HughNest, empresa que presta servicio de internet satelital en Colombia, tiene planeado cerrar el 2020 con cerca de 55.000 usuarios activos y el objetivo es que para 2022 el 70% del territorio colombiano tenga acceso a internet de alta velocidad.

La empresa ofrece en Bogotá 20 megas de internet por $181.400, más económico que lo que ofrece las empresas en San Andrés.

Para mejorar la situación del archipiélago, el Gobierno Nacional a través del MinTic anunció la puesta en marcha del ‘Plan San Andrés Conectado’, que busca mejorar las condiciones de conectividad en el archipiélago y desarrollar habilidades digitales en todos sus habitantes. También se inició la instalación de 22 espacios abiertos de conectividad (17 para San Andrés y cinco para Providencia) que estarán disponibles para los habitantes y turistas. Esta infraestructura ofrecerá una capacidad de descarga de cinco Mbps, mayor a la existente en el mercado que es de hasta un Mbps, y brindará la posibilidad de navegar de forma gratuita por un tiempo limitado.

Al término del segundo trimestre de 2019, el proveedor con mayor número de accesos fijos a internet fue Comcel (2,61 millones), seguido por UNE EPM (1,44 millones), Movistar (980.000) y ETB (630.000).

Países con mejor velocidad de descarga
En la región, los países con mejor velocidad de descarga son: Uruguay (29,67 Mbps), Cuba (28,35 Mbps), México (26,57 Mbps), República Dominicana (25,48 Mbps), Honduras (24,63 Mbps), Argentina (23,48 Mbps), Brasil (23,36 Mbps).

De acuerdo con un reporte del World Economic Forum, la mitad de la población mundial no está conectada a internet.

“La conectividad digital es fundamental para una participación social y económica significativa de individuos y países en el siglo XXI”, indicó el grupo de trabajo del foro en el informe.

Agregan que el acceso desigual a internet se traduce cada vez más en un acceso desigual a oportunidades, empleos o la capacidad de lidiar con eventos inesperados. Si bien la tarea se ha hecho, hay que mejorar.

MinTic ofrece cursos gratis para capacitarse
El Ministerio de tecnologías de la información y comunicaciones (MinTic) anunció que a través de su iniciativa Apps.co y en alianza con la plataforma educativa en línea Platzi, tiene a disposición de todos los ciudadanos siete cursos gratis online, para promover el uso de las herramientas tecnológicas y poder desempeñarse en la economía digital. Entre los cursos que se pueden encontrar en la plataforma están: Introducción al financiamiento de startups; Profesional de Git y GitHub; Programación básica; Marketing voz a voz; Marca personal; y Fundamentos de ingeniería de software.

Aerolíneas de bajo costo en crecimiento

Cada vez crece más el auge de las aerolíneas que ofrecen la modalidad de bajo costo en Colombia.

Para que sea rentable el modelo de una aerolínea de bajo costo, la operación deberá tener una disminución de los tiempos de embarque y desembarque al igual que las rutas mayor frecuencia y menor duración.

También disponen de un solo tipo de avión para simplificar el mantenimiento y más asientos que no son numerados para acelerar el proceso de abordaje y eliminar así costos adicionales en tierra.

Los pasajeros que reserven un trayecto en una aerolínea de bajo costo se encontrarán con algunas diferencias: las ventas de los tiquetes son directas y con pocos intermediarios, el pasaje no incluye equipaje en bodega, comidas, bebidas, tampoco programas de acumulación de millas ni conexiones para no generar demoras en los aeropuertos. Dejando a un lado estos servicios un viajero podría reducir hasta el 30% el precio del pasaje.

El año pasado, Viva Colombia, fue la primera aerolínea de bajo costo en el país, registró un aumento del 43% de viajeros transportados con respecto a 2018.

Antes de viajar en una aerolínea de bajo costo infórmese de las condiciones del tiquete y qué servicios adicionales necesita para evitar sorpresas en el aeropuerto.

Iván Duque es el presidente que más ha subido el mínimo en Colombia en décadas

Así lo destaca el mismo Gobierno con base en cifras históricas que publicó el diario Portafolio en las últimas horas. La conclusión de este medio es que Duque ha aumentado más el sueldo mínimo de los trabajadores colombianos en los últimos 38 años.

En la lista que publica Portafolio se destaca que los peores incrementos se dieron durante los gobiernos de César Gaviria y Ernesto Samper. Durante la administración de Andrés Pastrana el promedio anual del incremento fue de un escaso 0,05 %.

Si se comparan los mandatarios más recientes, hay que decir que Juan Manuel Santos tiene una cifra más elevada que Álvaro Uribe. El primero registró un promedio anual durante su primer periodo presidencial de 1,40 %; mientras que en el segundo periodo registró un 0,56 %.

Uribe, por su parte, registró un promedio anual durante su primer periodo presidencial de 0,84 %, mientras que en su segundo periodo fijó un 1,21 % como promedio anual.

En contraste, el gobierno Duque registra un incremento real durante sus primeros dos años en el poder de 4,83 %, cifra muy superior a los anteriores presidentes. Según Portafolio, el promedio anual de incremento del salario mínimo que registra el actual jefe de Estado es de 2,39 %.

Cabe recordar que este jueves cuando hizo el anuncio de decreto del mínimo, Duque destacó que con este 6 % de incremento para 2020 está cumpliendo con lo que manifestó a lo largo de este año, de dejar el salario mínimo muy cerca del millón de pesos.

Los 980.657 pesos en que quedó fijado el salario mínimo para el año entrante incluyen el subsidio de transporte, que también tendrá un incremento del 6 %. Este salario empieza a regir desde el primero de enero de 2020.

Comercio de redes sociales deberá pagar impuestos

Quienes tengan un negocio en redes sociales y cuyos ingresos sean por más de 42 millones de pesos, están llamados a declarar.

Mediante el decreto 1468 del 13 de agosto de 2019 se reglamentó el Régimen Simple de Tributación por el que las personas jurídicas y naturales que desarrollan actividades comerciales y que en el año gravable anterior obtuvieron ingresos hasta de 2.750 millones podrán pagar en una sola declaración anual una tarifa que reúna seis impuestos.

Allí pueden liquidar las obligaciones tributarias de renta, el Impuesto de Industria y Comercio (ICA) y el impuesto sobre las ventas (IVA) o impuesto nacional al consumo cuando se desarrollen servicios de expendio de comidas y bebidas. El plazo se había extendido hasta ayer: 16 de septiembre.

Encontrar una oferta ilimitada de ropa, accesorios, calzado, comida a domicilio, tecnología, productos de belleza y para el hogar, entre otros, es cada vez más común en las redes sociales.

El problema es que la gran mayoría no pagan impuestos, por eso la Secretaría de Hacienda de Medellín ha logrado identificar con herramientas tecnológicas como Robotic Process Automation (RPA) a 3.000 perfiles que potencialmente podrían empezar a tributar.

Los propietarios de dichos negocios virtuales ya fueron llamados a iniciar un proceso de formalización empresarial con el programa Crecer es Posible de la Alcaldía y la Cámara de Comercio de Medellín.

Los robots que identifican los perfiles de negocios hacen parte del laboratorio de Innovación de Ruta N, el centro para la Cuarta Revolución de la ciudad.

Además, resaltó que si son 3.000 los comerciantes identificados, con que al menos el 50 % den el paso hacia la formalidad, sería altamente positivo para las finanzas de la ciudad.

Cabe resaltar que esta propuesta de la Secretaría de Hacienda de Medellín está alineada con el programa de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) del Régimen de Tributación Simple (RST) (ver Paréntesis).

Uno de los objetivos es que tenderos, comerciantes, dueños de peluquerías, minimercados, restaurantes, establecimientos de comunicaciones, empresas de transporte y empresas que comercien a través de plataformas digitales se acojan a él siempre y cuando cuenten con ingresos desde los 48 millones de pesos hasta los 2.750 millones. A esto se le suma que también pueden pertenecer personas naturales como jurídicas.

El RST pretende reducir las cargas formales de los contribuyentes, facilitar el cumplimiento de las obligaciones e impulsar la formalidad. Hasta agosto se habían inscrito 6.326, entre personas naturales (33 %) y jurídicas (67 %). Lameta en los próximos tres años es llegar a 500.000.

Es importante resaltar que no podrán pertenecer a este régimen las personas que residan en el exterior, funcionarios públicos, entidades financieras o grupos empresariales dado que los beneficios planteados en el impuesto son específicamente para las entidades territoriales que fomenten la formalidad de los sectores productivos del país.

La aplicación HaciendaMed, la página web o acercándose al punto físico en La Alpujarra son algunos métodos disponibles para el pago de impuestos en Medellín. Además se ha dispuesto un bus que funciona como Centro de Atención al Usuario, que recorre distintos barrios.

Tiendas de barrio, reyes del consumo

La empresa Kantar experta en el comportamiento del consumidor arrojo cifras importantes, los canales tradicionales como los minimercados y las tiendas de barrio han logrado una participación de 42%.

Las tiendas de barrio siguen liderando el consumo masivo de los colombianos. La conveniencia, proximidad y rapidez son los factores que motivan a los hogares a adquirir productos en canales tradicionales.

Los demás establecimientos, como las grandes cadenas, las tiendas especializadas, los hipermercados y las venta por catálogo comparten el otro 58% del mercado.

El informe de Kantar, que fue aplicado a 6.000 hogares en 60 municipios del país, expone que los colombianos gastan cerca de $10.000 pesos en las tiendas de barrio y las visitan en promedio diez veces al mes, es decir cada tres días.

Respecto a las categorías de consumo, Kantar indicó que productos como cremas para tratamiento, shampoo, ambientadores, tortillas, caldos en cubos, bases y salsas son los que más ganaron penetración en el último año.

El gremio de comerciantes Fenalco coincide en que los tenderos siguen jugando un rol fundamental en el gasto de los hogares en diferentes categorías e informa que “a pesar del crecimiento de las cadenas de supermercados y de la llegada de nuevos competidores, la tienda sigue siendo el más importante canal de distribución de los productos de consumo masivo”.

Según Miguel de la Torre, en Colombia “la tienda de barrio ha evolucionado y ha pasado de ser tienda de esquina a minimercado, donde el shopper puede escoger el producto”.

Asimismo, Fenalco asegura que este canal está viviendo un proceso de grandes transformaciones por “la adopción de herramientas gerenciales, que permiten una mejor atención de los clientes y por la posibilidad de formalización a través de figuras como el Régimen Simple”.

¿Por qué los colombianos están comprando cada vez más vivienda usada?

Según Fedelonjas, en el primer trimestre la compra de este segmento creció un 4 %. los precios más económicos por metro cuadrado, áreas más generosas y mayores opciones de ubicación son algunos de los factores que está impulsando la compra de viviendas usadas en el país.

Así lo reveló Fedelonjas, el gremio de la propiedad raíz en el país. Esto lo demuestran las cifras del primer trimestre del año en las que los créditos desembolsados para vivienda usada, subieron 4 % y sumaron más de 718 mil millones.

Según la presidente del gremio, María Clara Luque, mientras la compra de vivienda nueva cayó un 4,5 % en el último año, la usada tuvo un crecimiento de 3.8 % en ese mismo periodo.

«Más familias, especialmente las unipersonales, prefieren invertir en vivienda usada, debido a que ofrecen mejores precios por metro cuadrado, áreas más generosas y mayores opciones de ubicación», dijo Luque.

Las cifras del gremio detallan que Sucre, Valle del Cauca, Cauca, Meta y Atlántico fueron los departamentos con mejor comportamiento.

Durante los últimos 12 meses, a marzo de 2019, las entidades financiadoras de vivienda desembolsaron 11,5 billones de pesos para la adquisición de vivienda, de los cuales 5,11 se asignaron a viviendas usadas.

“El valor de los préstamos individuales desembolsados para la compra de vivienda usada no VIS creció 4 %, en total, el monto de los desembolsos para viviendas usadas sumaron 718.582 millones de pesos en el primer trimestre del año. Esto evidencia que las familias sí están comprando vivienda, sólo que lo están haciendo de una manera más consciente frente a su realidad financiera”, añadió la dirigente gremial.

Bogotá, Antioquia y Valle concentraron el 63,4% del valor total del crédito entregado para la adquisición de vivienda durante el primer trimestre de 2019.

El ICBF pide eliminar el castigo físico

El ICBF planteó eliminar el castigo físico en menores, tal y como ya ocurre en más de 50 países en el mundo. En Colombia aún hay opiniones divididas de cómo educar a un niño en casa.

De acuerdo con el ICBF, el 60 % de los padres de familia en Colombia insisten que a las palabras hay que añadirles palmadas o chancletazos para educar en medio de la crianza. Precisamente estos castigos físicos son los que quiere eliminar el Instituto con una normativa que ya busca reglamentar.

Insiste el ICBF que los niños crecen con trastornos de miedo por las agresiones y son propensos a replicar las acciones. El Instituto propuso en el Plan Nacional de Desarrollo reducir en 43 puntos la tasa de violencia contra menores en Colombia.

Foro analiza “descomposición social” en Antioquia
En conversatorio autoridades analizaron la problemática de descomposición social en las familias. Autoridades advierten que los niños se ofrecen para cometer delitos y los mismos papás mandan a sus hijas a prostituirse.

El difícil camino de ser pobre y mujer en el país

En un almacén de cadena una caja de 30 toallas higiénicas vale, en promedio, 18.000 pesos, mientras que un kilo de arroz puede costar hasta 3.000 pesos.

Esa comparación, en Colombia y el mundo, es una realidad que enfrentan por lo menos 250 millones de mujeres, según la Organización de las Naciones Unidas, que cada que llega su periodo menstrual deben decidir entre adquirir el producto para satisfacer su necesidad sanitaria o compran algo de comer para ellas o sus familias.

A esta conclusión llega la Fundación Plan (organización que trabaja en la promoción de los derechos de la niñez), que presentó un informe en el que concluye que de cinco de cada 10 mujeres de zonas vulnerables, como Tumaco, Jamundí, Cartagena, Buenaventura y Chocó, no tienen acceso a productos de protección sanitaria para la menstruación.

El panorama mundial es aún más crítico. De acuerdo con el reporte de la misma organización, una de cada 10 mujeres de zonas vulnerables viven sin acceso a estos.

¿Qué implica?
Ximena Norato, directora de la Agencia Pandi (organización que vela por los derechos de la niñez), el negar o tener barreras en el acceso a sus derechos, como no tener toallas higiénicas, trae consecuencias para ellas, por ejemplo, no ir a la escuela.

“Una mujer por fuera del sistema educativo se convierte en madre de manera temprana, cuyos hijos tienen mayores probabilidades de morir, de no recibir educación, es una mujer que difícilmente tendrá un trabajo bien remunerado que le permita tener una calidad de vida próspera”, sostiene Norato, al destacar que no se trata solo del hecho de no contar con toallas higiénicas, sino que es una cuestión de derechos y equidad.

Luz Alcira Granada, directora de Incidencia Política de la organización Save The Children en Colombia, coincide con Norato, al destacar que no tener acceso a este tipo de productos aumenta y refleja las brechas de inequidad para las mujeres.

“Se ven afectadas en su autoestima, en sentirse bien, porque cuando les llega el periodo prácticamente tienen que aislarse de la sociedad para no sentirse incomodas”.

Marina Gallego, coordinadora de La Ruta Pacífica de las Mujeres, sostiene que resulta complejo cuando tienen cólicos ya que “además de quedar desescolarizadas durante 4 o 5 días, no tienen cómo acceder a medicamentos que les permitan llevar más tranquilas su periodo”.

Lucha por la equidad
El año pasado la Corte Constitucional tumbó el Impuesto de Valor Agregado (IVA) del 5 % que tenían tanto las toallas higiénicas como los tampones.

Para Rosalba Salazar, integrante del Movimiento de género y Justicia económica, que demandó este impuesto, se percibían como productos de lujo, pues “tenerlos con ese impuesto hacía que fueran más costosos”.

Con esto está de acuerdo Granada, al sostener que “aunque para algunos, principalmente en las ciudades, el costo de estos productos es bajo, otra realidad tienen que vivir las mujeres de estas zonas vulnerables, quienes, comparando los costos con sus ingresos, ven estos productos casi que fuera de su alcance”.

Salazar señala que hay tres aspectos claves de la vida de las mujeres las que se ven impactados negativamente cuando llega la menstruación y no cuentan con recursos para acceder a estos productos: su higiene, su salud y las limitaciones de realizarse como mujer o profesional.

Además de plantear el tabú que aún se tiene para hablar de la menstruación, pues hay quienes la ven como sucia o una enfermedad, Salazar sostiene que una alternativa que se puede emplear en el país son las toallas higiénicas reutilizables, citando el caso de la colombiana Diana Sierra, quien creó la marca Be Girl (ser niña), dedicada a construir calzones y toallas higiénicas reutilizables, con el objetivo de darles dignidad a las mujeres durante su periodo menstrual. Su caso, inicialmente, se aplicó en países de África. “Es una opción que tanto gobierno como organizaciones civiles que trabajen en estos temas pueden revisar para promover equidad en las mujeres pobres del país”.