Connect with us

NOTICIAS

Los barrios donde más está subiendo el arriendo en Medellín

Published

on

Las calles estrechas y ocupadas por vehículos estacionados a cada lado de las vías son parte del paisaje en la barriada medellinense. Por sus entornos alegóricos y, en muchos casos por su geografía empinada, nadie pensaría que arrendar una casa o un apartamento pudiera salir tan caro en esas zonas.

En las periferias, eso que llaman valorización no era un término con el que los habitantes estaban muy familiarizados. Hace años parecía que las propiedades costosas únicamente estaban en el sur de la ciudad.

Pero el apetito inmobiliario parece insaciable y va contagiando a todos los sectores: “¿Quién iba a pensar hace cuatro años que a uno en un barrio estrato 3 le podían pedir más de un millón y medio de pesos por un apartamento pequeño”, comentó Sebastián Jaramillo, quien recientemente se fue a vivir con su novia y casi no consigue una vivienda buena, bonita y a la medida de su bolsillo.

Por la cercanía con las casas de sus padres, la pareja buscó apartamento por Cristo Rey, uno de los vecindarios más antiguos de Guayabal. Y a pesar de ser una comuna en la que predomina el estrato socioeconómico medio-bajo, les pedían de $1,5 millones para arriba por espacios relativamente pequeños, con grietas y a veces con humedades.

“Cuando yo preguntaba por qué tan caro, los dueños respondían que me estaban cobrando por el punto, me decían que estaba muy cerquita del centro, de El Poblado y del aeropuerto Olaya Herrera, aunque me seguía pareciendo un poco excesivo”, comentó Jaramillo.

Esa sensación de pagar como si estuviera en una zona residencial más exclusiva es un poco frustrante para este arrendatario, porque obviamente merma la porción de los ingresos que puede destinar a la recreación y al disfrute con su pareja. Lo que muchos todavía no entienden es que esa ola inmobiliaria es fuerte y amenaza con arrastrar a todos los habitantes.

No hay a dónde correr

Lo que indican los datos del mercado es que los barrios populares lideran el incremento de los arriendos. Por ejemplo, la plataforma RED Atlas hizo un análisis de precios en algunas zonas de la ciudad y los hallazgos pueden calificarse como sorprendentes.

Si se habla de apartamentos, este sondeo arrojó que Guayabal fue el barrio en el que más subió el alquiler: para febrero de 2022, el metro cuadrado promediaba $25.924, mientras que para el mismo mes de este año ya valía $36.994 (ver gráfico).

Difícil acomodarse

En octubre del año pasado, Sandra Suárez se encontró con un letrero a las afueras del edificio en que vivía. Ahí se hablaba de un proyecto de remodelación en la infraestructura y fue el comienzo de una angustia que casi no acaba.

Ella llevaba siete años viviendo en ese sitio, muy cerca al Consumo de Laureles y pagaba $822.000 mensuales, una cifra que se justificaba porque estaba cerca del trabajo y del colegio de su hijo.

“En octubre 20 me llegó un comunicado que decía que todos los inquilinos tenían que entregar los apartamentos tan pronto como finalizara el contrato, o incluso antes, y no se cobraría penalización”, narró.

Las obras de renovación en el viejo edificio de cinco pisos iniciaron cuando todavía no habían desocupado las 24 familias residentes y la polvareda era realmente incómoda.

Con el tiempo encima, arrancó la búsqueda de un nuevo apartamento y la alergia de su hijo por culpa de la polución en el aire hacía más urgente la tarea.

A pesar de ser una buena arrendataria, tenía que irse y lo único que supo es que el edificio lo estaban acondicionando para que fuera un apartahotel. “Cambiaron puertas y hasta pusieron sensor de tarjetas afuera porque, según la misma agencia, nos dijeron que eso era para Airbnb”.

La idea era encontrar apartamento cerca y no alterar mucho el modus vivendi, pero los precios desbordaban su capacidad de pago. Buscó en el barrio San Joaquín y pedían desde $1,5 millones y hasta de $3 millones para arriba.

Corrió más el rango geográfico y averiguó en el barrio Los Colores. Sin embargo, relató que “eran los mismos precios. Había sitios de $2,2 millones y hasta de $3,2 millones, esos eran los valores que antiguamente le cobraban a uno por un apartamentazo, no por uno sencillo”.

Finalmente no encontró lo que idealizó y terminó ubicándose en Belén, entre Rosales y el parque. En medio de todo, dio gracias porque el apartaestudio que le arrendaron cuesta $800.000 mensuales y se ajusta a su presupuesto. Lo malo es que solo tiene un alcoba y el espacio no alcanza para acomodar todo lo que tenía.

“El precio es adecuado y puede ser que hasta esté barato, porque yo sé que todos mis vecinos salieron a pagar, mínimo, $1,6 millones en barrios vecinos, o sea, el doble de lo que se pagaba en el edificio de Laureles. ¿Que si pienso buscar otro espacio más grande? sí, sí quiero encontrar algo mejor, pero no tengo ninguna esperanza, los precios que estoy viendo en el mercado están muy complicados”, lamentó.

Un boom adverso

Alberto Rodríguez, CEO de la inmobiliaria Century 21, señaló que en Medellín hay mucha demanda y poca oferta. Según mencionó, después de pandemia los constructores mermaron el inicio de nuevos proyectos de vivienda, por lo que, en resumidas cuentas, hay más gente buscando vivienda que inmuebles disponibles.

“En los barrios populares está pasando lo mismo, pero hay que sumarle una palabra que vamos a escuchar mucho en adelante: gentrificación, que se refiere al desplazamiento de la población tradicional por habitantes con más poder adquisitivo”, explicó.

Es tan sencillo como observar a los extranjeros que llegan a la capital antioqueña y se radican aquí. Como generalmente llegan dolarizados, pueden crear una burbuja de precios que solo se ajustan a su propio bolsillo.

En ese contexto, Rodríguez señaló que “las personas se ven obligadas a trasladarse a otras zonas. De ahí que estemos viendo que hay demanda por sitios que antes no eran tan apetecidos”.

Al preguntarle si los precios en esos sectores populares son coherentes con la calidad de las viviendas, reconoció que en la mayoría de los casos no, pero insistió en que es la fuerza del mercado la que finalmente determina el canon de arrendamiento.

“Lo que está pasando en Medellín —dijo Rodríguez— es que si no hay vivienda, la gente se desplaza para un lugar parecido que cumpla con todas las condiciones que están buscando”.

En cadena

La burbuja inmobiliaria cada vez se infla más y al que está arriba le toca bajarse un escalón, así sucesivamente el desplazamiento se repite hasta ocasionar el incremento en los barrios periféricos, aquellos en los que se pensaba que el tema del turismo extranjero no tendría un mayor impacto.

Es así que los arrendatarios paisas deben buscarse un barrio que, al menos en el papel, sea más modesto, pero en esa cadena salvaje su poder adquisitivo también cambia la dinámica en la zona que los recibe.

Santiago Martínez ha sido testigo de esa situación en Castilla, comuna ubicada al noroccidente de la ciudad. Hasta hace tres años, recuerda que se conseguían casonas muy amplias por menos de $800.000. No obstante, esa realidad ya parece lejana.

“Esas mismas casas las han dividido, les sacan dos o tres apartamentos y cobran un millón de pesos o más, te hablo de la parte baja del barrio, la que está cerca a la Terminal del Norte, al parque Juanes de La Paz y a las estaciones Acevedo y Tricentenario del Metro”, añadió.

Periodista colombiano pionero en Radio Online https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-7782091

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

NOTICIAS

Las Causas de la Inflación en Colombia de enero a mayo de 2024

Published

on

La inflación en Colombia durante los primeros cinco meses del año 2024 ha sido un tema de preocupación para los analistas económicos y para la población en general.

En este informe, se analizarán las causas de la inflación en Colombia de enero a mayo de 2024, se compararán los datos con el año anterior, se explorará el reciente estancamiento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y se examinará el papel del sector educativo en este contexto.

  1. Causas de la Inflación

Durante el período de enero a mayo de 2024, las principales causas de la inflación en Colombia han sido el aumento de los precios de los alimentos y los combustibles, así como la depreciación de la moneda local frente al dólar. El alza en los precios de los alimentos ha sido especialmente significativa, debido a factores como la escasez de lluvias que ha afectado la producción agrícola y el aumento de los costos de transporte.

Por otro lado, el incremento en los precios de los combustibles se debe en parte a la escalada de tensiones geopolíticas en la región, que ha generado especulaciones en los mercados internacionales. La depreciación de la moneda local frente al dólar también ha contribuido a la inflación, ya que encarece la importación de bienes y servicios.

  1. Comparación con el Año Anterior

En comparación con el mismo período del año anterior, la inflación en Colombia ha experimentado un aumento significativo. Durante los primeros cinco meses de 2023, la tasa de inflación se situaba en torno al 2%, mientras que en 2024 ha superado el 4%, lo que representa una duplicación en el incremento de los precios.

Este aumento en la tasa de inflación se explica principalmente por los factores mencionados anteriormente, como el alza en los precios de los alimentos y los combustibles, y la depreciación de la moneda local.

  1. Estancamiento en el IPC

A pesar del aumento en la tasa de inflación, se ha observado un reciente estancamiento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Colombia. Este fenómeno podría estar relacionado con la desaceleración de la demanda interna, causada por la incertidumbre económica y política en el país.

El estancamiento en el IPC sugiere que los consumidores están limitando sus gastos ante la situación económica actual, lo cual podría tener efectos negativos en el crecimiento económico a largo plazo.

  1. Papel del Sector Educativo

El sector educativo ha registrado una variación interanual del 8.89% en los precios durante el período analizado. Esta alta variación se debe en parte a los incrementos en los costos de matrículas y en los servicios educativos en general.

El aumento en los precios del sector educativo impacta directamente en el índice de inflación, ya que representa un gasto importante para las familias colombianas. Además, refleja la necesidad de inversión en educación y de acciones para garantizar su acceso y calidad.

En conclusión, la inflación en Colombia de enero a mayo de 2024 ha sido impulsada por el aumento de los precios de los alimentos y los combustibles, la depreciación de la moneda local y el estancamiento en el IPC. El sector educativo ha desempeñado un papel relevante en este contexto, al registrar una alta variación en los precios.

Para hacer frente a este problema económico, es necesario implementar políticas que estimulen la producción agrícola, controlen la volatilidad en los precios de los combustibles y fortalezcan la estabilidad de la moneda local. Asimismo, se deben tomar medidas para garantizar la accesibilidad y calidad de la educación en el país.

Referencias

  • Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).
  • Banco de la República de Colombia.
Continue Reading

NOTICIAS

Todo lo que necesita saber sobre la reforma pensional

Published

on

La reforma pensional aprobada por el Congreso, liderada por el Gobierno Petro, tiene un impacto potencial significativo en todos los colombianos.

Esta reforma busca garantizar especialmente a aquellos de bajos ingresos.

¿A quiénes les aplica esta reforma pensional?


La reforma pensional incluye un régimen de transición, bajo el entendido de que las personas que se están acercando a cumplir los requisitos tienen unos derechos adquiridos y una expectativa de pensionarse bajo el esquema actual.

La transición iniciaría cuando se empiece a aplicar la ley, que entraría en vigencia el 1 de julio de 2025, según lo acordado en el Senado. 

¿Qué pasa si no cumple los requisitos para pensionarse?

La realidad para la mayoría de los colombianos es que no alcanzan a cumplir los requisitos para obtener la pensión, pese a cotizar algunas semanas. Es de recordar que la ley establece que para pensionarse en Colpensiones son necesarias, al menos, 1.300 semanas cotizadas, eso son 26 años de trabajo y, en promedio, se cotizan apenas 9,1 años.

Aquellas personas que estén en condiciones de pobreza extrema o vulnerabilidad y hayan llegado a los 65 años con menos de 150 semanas cotizadas podrán acceder a una renta básica, similar a la que otorga hoy Colombia Mayor, a precios de hoy serían $223.000.

Este subsidio estará a cargo del Presupuesto General de la Nación y se le conocerá como pilar solidario. Quienes hayan cotizado entre 150 y 999 semanas entrarán al pilar semicontributivo, que les garantizará una renta vitalicia que resulte de la suma de sus aportes traídos al valor presente (es decir, actualizados por la inflación).

Ya no le entregarán su bono pensional, que de acuerdo con la ministra de Trabajo, Gloria Ramírez, se convierte en plata de bolsillo y no en un mecanismo de protección para la vejez. En el mejor de los casos ese rubro sería del 80% de un salario mínimo y su pago estará a cargo de sus propios aportes y el Presupuesto General de la Nación.

Claves para entender el sistema de pensiones actualizado

Así las cosas, la reforma aplicará para todos los colombianos a excepción de los hombres que ya tengan 900 semanas cotizadas, y de las mujeres con 750 semanas cotizadas.

Además, la reforma establece la creación de un fondo solidario de pensiones, que garantizará la sostenibilidad financiera del sistema y permitirá que aquellos trabajadores que no alcanzaron a cotizar lo suficiente puedan acceder a una pensión mínima garantizada.

Por otro lado, esta reforma también contempla la eliminación de las comisiones que las administradoras de pensiones cobran a los trabajadores por la administración de sus fondos, lo que beneficiará directamente a los afiliados al reducir los costos asociados a la gestión de sus ahorros para la pensión.

En resumen, la reforma pensional aprobada por el Congreso, liderada por el Gobierno Petro, tiene el potencial de mejorar significativamente el sistema de pensiones en Colombia y garantizar un retiro digno para todos los trabajadores. Sin embargo, es importante seguir de cerca su implementación y monitorear su impacto en la población para asegurar que cumpla con sus objetivos y beneficie a todos los colombianos.

Este fondo tiene como objetivo principal

El fondo solidario de pensiones es una parte fundamental de la reforma pensional aprobada por el Congreso y liderada por el Gobierno Petro. Este fondo tiene como objetivo principal garantizar la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones y ayudar a los trabajadores con bajos ingresos a acceder a una pensión mínima garantizada.

Una de las principales funciones del fondo solidario es redistribuir de manera equitativa los recursos entre los afiliados al sistema de pensiones. Esto significa que los trabajadores que tienen mayores ingresos y han cotizado más recibirán una pensión acorde a sus aportes, mientras que aquellos con bajos ingresos o que no pudieron cotizar lo suficiente tendrán la posibilidad de acceder a una pensión mínima garantizada a través de este fondo.

Además, el fondo solidario permitirá que aquellos trabajadores que no alcanzaron a completar las semanas de cotización necesarias para acceder a una pensión puedan recibir un apoyo económico a través de esta pensión mínima garantizada, que les permitirá cubrir sus necesidades básicas en la vejez.

En resumen, el fondo solidario de pensiones contribuirá a garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones en Colombia al redistribuir de manera equitativa los recursos entre los afiliados y ayudar a los trabajadores con bajos ingresos a asegurar un retiro digno y oportuno. Esto es un paso importante hacia la construcción de un sistema de pensiones más justo y equitativo en el país.

Continue Reading

NOTICIAS

Guía para entender el escándalo de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD)

Published

on

Sandra Ortiz es una ex asesora para las Regiones en Colombia, quien se vio involucrada en el escándalo de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

Como asesora para las Regiones, Ortiz desempeñaba un papel clave en la coordinación y gestión de los recursos destinados a las diferentes regiones del país. Su labor era fundamental para asegurar una distribución equitativa de los recursos y para garantizar una respuesta efectiva ante situaciones de riesgo y desastres naturales.

Sin embargo, Ortiz se convirtió en testigo en el escándalo de la UNGRD, donde se revelaron irregularidades en la asignación de contratos y en el manejo de los fondos destinados a la gestión del riesgo de desastres. Su testimonio fue fundamental para esclarecer las prácticas corruptas que se habían llevado a cabo en la institución.

A pesar de su involucramiento en el escándalo, Sandra Ortiz ha sido reconocida por su valentía al denunciar las irregularidades y por contribuir a la transparencia y la rendición de cuentas en el sector público. Su testimonio ha sido crucial para impulsar investigaciones y medidas correctivas que buscan prevenir futuros casos de corrupción en la UNGRD y en otras instituciones del país.

El impacto del testimonio de Sandra Ortiz en la lucha contra la corrupción

El testimonio de Sandra Ortiz en el escándalo de la UNGRD tuvo un impacto significativo en la lucha contra la corrupción en Colombia. Su valentía al denunciar las irregularidades y su disposición a colaborar con las autoridades contribuyó a visibilizar prácticas corruptas dentro de la institución y a generar conciencia sobre la importancia de la transparencia y la rendición de cuentas en el sector público.

El testimonio de Ortiz no solo permitió descubrir las prácticas fraudulentas que se llevaban a cabo en la UNGRD, sino que también impulsó investigaciones más amplias que condujeron al descubrimiento de otros casos de corrupción en diferentes entidades gubernamentales. Su colaboración fue fundamental para desmantelar redes de corrupción y para sancionar a los responsables de cometer estos actos ilícitos.

Además, el testimonio de Sandra Ortiz generó un impacto positivo en la sociedad, al fomentar la confianza en las instituciones públicas y al promover una cultura de integridad y ética en el servicio público. Su ejemplo inspiró a otros funcionarios y ciudadanos a alzar la voz contra la corrupción y a trabajar juntos en la construcción de un país más justo y transparente.

En resumen, el testimonio de Sandra Ortiz no solo fue crucial para desvelar la corrupción en la UNGRD, sino que también tuvo un impacto transformador en la lucha contra la corrupción en Colombia, fortaleciendo las instituciones y promoviendo una cultura de transparencia y honestidad en el sector público.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2023 Radio Colombia Internacional