Connect with us

INTERNACIONAL

Sudamérica en la carrera por las vacunas contra el coronavirus

Published

en

La carrera por las vacunas contra el coronavirus ha comenzado en todo el mundo y las autoridades sudamericanas están luchando por ponerse al día.

La región representa aproximadamente el 15% de los casos del covid-19 reportados en el mundo, pero menos del 3% de las dosis globales de vacuna administradas hasta ahora, según los datos recopilados por la Universidad de Oxford.

«Lo más probable es que China, que tiene una capacidad de producción masiva, aproveche la oportunidad de distribuir vacunas al Sur Global y se promocione como una potencia líder que vele por los intereses y el bienestar del mundo en desarrollo», agregó.

El Coronavac, fabricado por la empresa china Sinovac, ya forma parte de la distribución a gran escala en Brasil. La vacuna rusa Sputnik V ha sido adoptada por varios países, incluidos Argentina y Bolivia. Pero, en general, la entrega regional de vacunas es desordenada y desigual sin un enfoque coordinado, y queda por ver cómo la pandemia podría moldear la futura relación diplomática entre Suramérica y el resto del mundo.

Aquí es donde están sus campañas de vacunación por ahora:

Argentina

El gobierno de izquierda de Alberto Fernández fue uno de los primeros en el mundo en asegurar pedidos de la vacuna Sputnik V desarrollada por Rusia.

En diciembre, la aerolínea de bandera Aerolíneas Argentinas tuiteó en vivo un vuelo especial a Moscú para recoger las primeras dosis, una señal de lo cercana que se ve la asociación con Rusia en Buenos Aires.

Argentina también ha obtenido pedidos de otros fabricantes por un total de casi 50 millones de dosis, según la base de datos de acuerdos previos a la compra de vacunas de la Universidad de Duke.

Todas las vacunas dispensadas hasta ahora han sido de Rusia.

Brasil

Brasil ha estado entre los más afectados del mundo por el coronavirus, y su saga de vacunas se ha vuelto fea con los gobernadores estatales que critican al gobierno federal por la falta de coordinación y el presidente Jair Bolsonaro arroja dudas sobre las vacunas.

En comparación con sus vecinos, Brasil tiene una sólida capacidad de fabricación de vacunas. Sin embargo, los expertos dicen que el país se quedó atrás en la carrera por comprar ingredientes activos para producirlos.

Ahora, la mejor esperanza del país es la vacuna china Coronavac, un resultado irónico dados los signos de hostilidad de Bolsonaro hacia China. En Brasil ya se han dispensado más de 2 millones de dosis, con mucho el número más alto de la región.

Bolivia

Bolivia experimentó un cambio de poder en noviembre cuando el presidente de izquierda Luis Arce reemplazó a Jeanine Áñez.

Mientras espera las primeras dosis de COVAX asignadas a Bolivia, Arce ha podido asegurar al menos 20.000 dosis de vacunas rusas, que llegaron a Bolivia el 28 de enero.

La compra señala relaciones más estrechas con Rusia y Argentina, donde el presidente Fernández es un estrecho aliado de Arce y su predecesor Evo Morales.

Chile

Los datos públicos de la Universidad de Duke muestran que Chile compró previamente vacunas de los fabricantes occidentales AstraZeneca, Pfizer y Johnson & Johnson, pero el mayor pedido se realizó para el Coronavac de China. China ya es el principal socio económico de Chile.

A pesar de ordenar más de 90 millones de dosis de vacunas para una población de menos de 20 millones de personas, el programa de vacunación de Chile aún no se ha recuperado.

Colombia

Colombia es el país suramericano más grande que aún no ha comenzado las vacunaciones.

El presidente, Iván Duque, respondió a las críticas diciendo que el país dependía principalmente del mecanismo COVAX y prometió que las vacunaciones comenzarían el 17 de febrero.

Colombia, el aliado más cercano de Estados Unidos en la región, no compró vacunas directamente de Rusia, pero anunció recientemente una pequeña compra del Coronavac de fabricación china.

Ecuador

El mes pasado, este país andino inició su programa de vacunación con la vacuna Pfizer / BioNTech. Al igual que otras naciones de la región, espera con impaciencia que el mecanismo COVAX comience a administrar dosis.

Ecuador celebrará elecciones presidenciales el domingo. El candidato de izquierda, Andrés Arauz, ha criticado duramente la gestión de la crisis por parte del gobierno y afirma que, si es elegido, obtendrá millones de dosis más de China y Rusia por el camino de Argentina.

Guyana y Surinam

Ninguno ha comenzado a vacunar, pero el impacto de la pandemia ha sido menor, con menos de 10.000 casos en cada uno de ellos.

Ambos deben recibir dosis a través de COVAX.

Paraguay

El único país sin salida al mar en Suramérica es un estudio de caso para la diplomacia de las vacunas.

Paraguay no tiene relaciones diplomáticas con Beijing y ha reconocido a Taiwán, que es reclamado por China, como la República legítima de China.

El año pasado, un grupo de legisladores presentó una moción al Senado para cambiar el reconocimiento a favor de Beijing, con la esperanza de recibir más suministros médicos para frenar la pandemia. La votación no fue aprobada.

Paraguay aún tiene que recibir una sola dosis de la vacuna, pero espera más de 4 millones de dosis a través de COVAX.

Perú

Al igual que la vecina Colombia, Perú aún no ha recibido ninguna dosis. Ambos países esperan estar entre los primeros en recibir vacunas de COVAX, pero Perú también ha aprovechado la vacuna Sinopharm de China para aumentar su arsenal.

En total, Perú espera más de 50 millones de dosis, en parte gracias a los ensayos de vacunas que realizó el año pasado para proporcionar datos valiosos a los fabricantes.

Uruguay

Después de Venezuela, Uruguay tiene el menor número de muertes por covid-19 reportadas por millón de personas en Suramérica. El gobierno tiene pedidos con Pfizer y Sinovac, mientras que también espera casi 2 millones de dosis a través de COVAX.

El país actualmente trabaja en la logística para implementar la vacunación.

El presidente, Lacalle Pou, ha deplorado lo que llamó «una guerra comercial impresionante» en torno a las vacunas.

Venezuela

En el papel, Venezuela es el país suramericano menos afectado por la pandemia.

Sin embargo, persisten serias dudas sobre la capacidad del asediado gobierno del presidente Nicolás Maduro para rastrear efectivamente los casos en el país.

Maduro anunció que Venezuela recibiría vacunas de sus aliados tradicionales Rusia y China ya en octubre, pero aún no se ha establecido una campaña de vacunación.

Maduro también ha estado esperando recibir la vacuna cubana Soberana 01, que aún está en desarrollo.

En enero, Venezuela fue bloqueada para unirse a COVAX debido a la falta de pagos, según la Organización Panamericana de la Salud.

Radio Colombia Internacional estación de radio online de noticias para colombianos en Miami con sedes en Medellín y Miami

Continue Reading
Haga clic para comentar

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This

Share this post with your friends!